Las Repúblicas Bálticas

Estonia

Situada en la costa Nororiental del mar Báltico. Limita con el Golfo de Finlandia al Norte, con Rusia y el lago Peipus al Este y con Letonia al Sur. Es el país mas pequeño y mas al Norte de las 3 repúblicas. bálticas. Los 3 países forman un conjunto geográfico homogéneo, aunque las relaciones de Estonia siempre han sido más estrechas con Finlandia y Suecia que con Letonia y Lituania.
La superficie del país es de 45.226 km2, similar a la de los Países Bajos y mayor que Suiza, Bélgica o Dinamarca. Las islas son muy numerosas y ocupan el 9.2% de la superficie de Estonia. Las mayores, Saaremaa y Hiiumaa, se localizan frente al Golfo de Riga , y conforman, junto con otras de menor tamaño, el conocido como archipiélago estonio.
Capital: Tallinn. Costera y portuaria situada en el lado opuesto a Helsinki en Finlandia.
País llano de origen glaciar. En la parte continental se pueden diferenciar 2 unidades de relieve: las llanuras bajas situadas en la mitad occidental y en la franja costera del Golfo de Finlandia; y otra mas elevada en la mitad oriental, en donde se alcanzan los 318 m de altitud en el Suur Munamagi, máxima altura del país en las proximidades de la frontera con Letonia. Los humedales y los lagos son muy abundantes entre los que destacan el Vorst y el Peipus ete (este último el 4º mayor de Europa)
Clima: templado de transición entre el dominio atlántico y el continental y la doble influencia del Océano Atlántico y del continente euroasiático intervienen conjuntamente para modificar el clima del país. El Mar Báltico provoca diferencias más locales entre las zonas costeras y el interior, suavizando las temperaturas en el primer caso, con veranos algo más frescos e inviernos menos fríos y proporcionando mayor humedad. En cualquier caso, las mayores precipitaciones se recogen en las tierras altas del Este por efecto orográfico.
Desde que se independizó de La unión Soviética en 1991, Estonia se abrió al turismo y hoy es uno de los países europeos que ha experimentado un mayor crecimiento en el número de visitantes extranjeros. Las condiciones naturales permiten la práctica de actividades como el cicloturismo, el esquí de fondo en las famosas pistas de Otepää y la navegación por las islas próximas a la costa, así como el ecoturismo en las zonas protegidas, como los parques nacionales de Lahemaa, Soomaa y Karula.
Los recursos culturales son variados y se localizan básicamente en las principales ciudades del país. Tallinn fundada como puesto comercial fortificado en el S. X, conserva en buen estado sus murallas medievales y su casco antiguo está declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO. También destaca como atractivo para el turismo la catedral del S. XIII.
En la costa Oeste Hapsalu y Pärnu son dos ciudades turísticas de larga tradición, con una amplia oferta de actividades de ocio y tiempo libre.
En Kuressaare, capital de la isla de Saaremaa, existe un castillo del S. XIV, uno de los mejores conservados de todo el país. La Ciudad con mayor tradición universitaria de Estonia es Tartu, cerca del lago Peipus, símbolo del movimiento nacional estonio.

Letonia

Limita al Norte con Estonia y el Golfo de Riga, al Este con Rusia, al Sur con Bielorrusia y Lituania y al Oeste con el Mar Báltico. Su superficie es de 64.589 Km2.
Capital: Riga, la ciudad más importante del país y también el puerto principal.
El territorio letón está constituido, como sucede en Estonia, por llanuras poco elevadas que ganan en altura hacia el Este hasta alcanzar en algunas colinas poco más de los 300 metros sobre el nivel del mar (Gaizins, 310 metros). Quedan numerosas muestras de las antiguas glaciaciones, como turberas, pantanos, lagos. De los más de 2300 lagos de origen glaciar el más extenso es el de Lubans, y entre los ríos el que tiene un mayor recorrido es el de Daugava, que nace en Rusia y atraviesa el país de Sureste a Noroeste hasta su desembocadura en Riga.
Clima: de transición, entre oceánico y continental, degradándose las influencias marinas hacia el interior, en donde decrecen las precipitaciones y se extreman las temperaturas. En el oeste los veranos son más frescos y los inviernos más suaves, aunque siguen siendo muy frecuentes las nevadas en esta época del año.
Al igual que Estonia y Lituania, Letonia alcanzó la independencia de la Unión Soviética en 1991. Es entonces cuando comienza el lento despegue económico, con el turismo como uno de sus pilares mas importantes. Además del turismo de naturaleza en los bosques de la región de Ogre, en la parte central del país, los ríos, lagos y áreas acondicionadas para el esquí en las proximidades de Sigulda (la “Suiza letona”) es muy importante el turismo cultural en los principales núcleos del país. Las ciudades mas importantes por número de habitantes son Riga, Daugavpils y Liepaja.
Riga fue fundada en el S. XII y durante toda la Edad Media se convirtió en un importante centro comercial y de esa época data el centro histórico o ciudad vieja, en donde se localiza la catedral del S. XIII y el castillo del s. XIV, residencia oficial del presidente de la República. Además de una abundante arquitectura modernista, que le ha valido a la ciudad vieja la declaración como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, la oferta se complementa con el Museo Etnográfico al aire libre, el Museo del Motor, el Museo de la Ocupación y el Museo del Daugava.
Cerca de la capital se encuentra Jurmala, principal lugar de veraneo de los letones y de los turistas de los países próximos.

Lituania

La tercera república báltica es Lituania, país que limita al Norte con Letonia, al Este y Sur con Bielorrusia, al Suroeste con Polonia y el enclave administrativo ruso de Kaliningrado y al Oeste con el Mar Báltico. Clasificado este país erróneamente como parte integrante de la Europa del Este, siguiendo criterios exclusivamente políticos que incluyen en esa definición a los países socialistas del entorno soviético, Lituania tiene en su territorio el centro geográfico del continente europeo, según determinó el Instituto Nacional de Geografía de Francia en el año 1989. Dicho centro, convertido en lugar de visita turística, se encuentra en la localidad de PURNUSKES, a unos 26 Km. de Vilna, la capital del país y principal núcleo urbano. La superficie total de Lituania es de 65.300 Km2, lo que la convierte en la de mayor extensión y población de los 3 países bálticos. Independizada de la antigua Unión Soviética en 1991, ingresó como miembro de pleno derecho en la Unión Europea, al igual que Letonia y Estonia, en el año 2004.
La mayor parte del territorio del país tiene una altura inferior a los 200 metros, situándose algunas pequeñas elevaciones hacia el Oeste y el Sur. La mayor altura es el monte Medvegalis. La costa báltica es baja y arenosa, con cordones litorales que encierran lagunas, y no supera los 100 kms de longitud. Sus playas son muy frecuentadas en el verano por los propios lituanos. El río mas largo es el Niemen, que abastece de hidroelectricidad a todo el país. El número de lagos y zonas pantanosas es elevado, aunque algunas han sido ya desecadas, y las masas boscosas cubren cerca de la tercera parte del territorio. El clima es parecido a Estonia y Letonia, con influencias marinas hacia el Oeste y condiciones más variables hacia el Este, lo que significa mayor humedad cerca de la costa y Tª más continentalizadas hacia el interior. La vegetación más extendida es la forestal de coníferas, abedules y pradera.
Cerca del 12% del territorio está protegido como parques nacionales o regionales, lo que constituye un elevado potencial para el ecoturismo y el turismo rural, dos de los tipos turísticos más fomentados en los últimos tiempos. Uno de los lugares más destacados en el Parque Nacional Curonian Spit, en el cordón que separa la laguna Curonian del Mar Báltico, con extensas dunas de arena y bosques de pinos. El Parque nacional de Trakai protege una de las áreas lacustres mas importantes del país. Además destaca el turismo urbano de carácter cultural. Lituania es un país con un alto nivel de urbanización ( en torno al 70% de la población vive en ciudades). Vilna es la ciudad más grande y con un mayor número de recursos para el turismo, pero el país cuenta también con otras ciudades importantes, como Kaunas y Klaipeda, este último principal puerto de Lituania.
Vilna fue fundada en 1323 y su casco antiguo fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1994. Entre los edificios más importantes destacan la antigua universidad del S. XVI, la torre del castillo de Gediminas, la catedral, el palacio de reyes lituanos y la iglesia de Santa Ana- una de las mejores muestras del gótico tardío lituano- . De estilo barroco es la iglesia de San Pedro y San Pablo del siglo XVII. El clasicismo general que preside la estética urbana del Vilna le ha valido el calificativo de la “Roma del Báltico”. A unos 30 Kms de Vilna se encuentra Trakai, capital del Gran Ducado de Lituania durante la Edad Media, cuyo principal recurso turístico es un castillo gótico dentro de una de las islas del lago Galve. Utilizado en la actualidad como museo histórico, fue construido como fortaleza y sirvió para residencia de los monarcas lituanos.
Kaunas: es la 2ª ciudad del país. Cuenta con un casco antiguo de alto valor artístico en el que destacan las torres de su antigua fortaleza, el ayuntamiento barroco del siglo XVI, el monasterio de Pazaislis y un número elevado de museos.
La tercera ciudad es Klaipeda, una de las que cuenta con una mayor infraestructura para el turismo y buenas playas sobre el Báltico. Su arquitectura, de claras influencias nórdicas, es otro atractivo significativo, así como algunos elementos del modernismo preservados de las destrucciones producidas durante la II Guerra Mundial.

Compartir