Los Países Comunitarios del Este

Polonia

Introducción

País de Europa Oriental integrante de la UE desde el año 2004. Limita al norte con el Mar Báltico, al oeste con la República Federal Alemana, al este con Bielorrusia y Ucrania, al noreste con Rusia y al sur con la República Checa y la Eslovaca.
Capital: Varsovia.
Clima templado continental, de amplitudes térmicas acusadas, que van agudizándose según una componente oeste-este. Inviernos de larga duración y crudos y veranos suaves, con algunos días calurosos. Precipitaciones, decrecientes según componente norte-sur, comprendidas entre los 550 y 1100 mm. anuales, aunque superiores en las áreas montañosas. En todos los lugares son más abundantes en verano.

Recursos Turísticos

Recursos naturales de playa, de montaña y de Parques Nacionales

Más de una docena de Parques Nacionales protegen muy diversos ecosistemas, el más conocido es el de Bialowieza, poblado por numerosos ejemplares de bisonte europeo, caso único en el continente, especie que genera una muy rentable actividad de caza, en cacerías organizadas de alto coste.
Inmensos bosques, entre innumerables lagos, en las llanuras de Pomerania y de Mazuria.
Las actividades de montaña (esquí, otros deportes de invierno, senderismo, descenso de cañones, destaca el río Dunajec, paisaje, etc., aparte de veraneo y turismo de balneario) se concentran especialmente en los Montes Tatra, la parte más bonita y espectacular de los Cárpatos, con una parte muy extensa declarada Parque Nacional que protege unas muy especiales fauna y vegetación. Aquí encontramos Zakopane, el más famoso centro invernal y estival. Abundantes balnearios en los Sudetes, de aguas termales mineromedicinales.
Turismo de playa a lo largo de los casi 500 Km. de litoral en el Mar Báltico, con excelentes centros playeros de amplios arenales, como Sopot. Aparte de los cordones litorales y de las bahías, son interesantes la desembocadura del Vístula y la laguna de Stettin. Lugar relevante lo ocupa la región de los lagos Mazurianos, con bellísimos bosques.

Recursos culturales, apoyados en ciudades histórico-artístico-monumentales.

  • Cracovia.- Patrimonio de la Humanidad. Importante centro histórico y religioso que atrae muchísimos turistas. Única ciudad respetada por las destrucciones de la II GM, mantiene su renacentista castillo de Wawel, con su, exclusivo en Europa, atrayente patio, colecciones de arte y Tesoro de la Corona; catedral gótica, con capillas renacentistas y barrocas; fortificaciones con barbacanas medievales; iglesias, como la gótica de la Virgen María. Sobresale la archifamosa Plaza del Mercado de 1550 (mercado de telas), símbolo turístico de la región y corazón de Cracovia. Cerca se localiza el Santuario de Czestochowa, muy visitado por peregrinos – turistas de toda Europa para rendir homenaje a la Virgen Negra, patrona de Polonia, en el monasterio de Jasna Gora.
  • Poznan.- Al oeste del país y capital del Estado en la Edad Media. Destaca la Plaza del Mercado Viejo, en el más puro estilo renacentista polaco. Cuenta, además, con iglesias y palacios góticos, renacentistas, barrocos y neoclásicos.
  • Gdansk.- Ciudad de particular belleza entre las del Báltico, en el golfo de su nombre y unida físicamente con Gdynia, reconstruida enteramente con gran fidelidad tras su total destrucción en la II GM. Importante centro histórico.
  • Varsovia.- Patrimonio de la Humanidad. Arrasada en su totalidad durante la Guerra, fielmente reconstruida en sus estilos y ambientes renacentistas, especialmente la Plaza del Mercado Viejo, una de las más fastuosas de toda Europa. También, rehechos, se pueden contemplar la catedral gótica, el castillo y bastiones medievales, varios palacios barrocos y neoclásicos, como el Palacio Real, y múltiples iglesias. El Parque Real de Lazienki es un magnífico lugar, aprovechado como paseo por los varsovianos. En las afueras es visitado el Palacio Wilanow, hoy parcialmente museo.

República Checa

Introducción

País centroeuropeo-oriental, integrante de la Unión Europea desde el 2004, escindido de la precedente República de Checoslovaquia.
Capital: Praga.
Formada por los territorios de Moravia y Bohemia. Limita al Oeste con la República Federal Alemana, al Sur con Austria, al Este con la República Eslovaca y, al Norte, con Polonia y con la República Federal Alemana.
Clima: templado continental, con muchas oscilaciones térmicas y matices regionales, generados por el factor montañoso. Tª media entre 18º y 22º en verano y en invierno 0º y 8º. Máximas precipitaciones en los meses de verano, si bien las lluvias pueden aparecer en toda época.

Recursos Turísticos

La naturaleza es uno de los principales recursos turísticos del país, por lo que está protegida en varios Parques Nacionales y Reservas Integrales. Los paisajes de montaña son espectaculares: aquí se extienden los Montes Gigantes y los Sudetes (esquí, veraneo, alpinismo, senderismo, turismo verde, caza, etc.) También destacan abundantes manifestaciones de modelado cárstico, con sus grutas, simas, poljés en el área de Brno.
Especialmente relevantes son los numerosos balnearios, entre los más prestigiosos de la Europa central y oriental, con tradicionales y mucho más que elegantes instalaciones: Karlovy Vary, especialmente aristocrático y más conocido como Karlsbad, quizá el más famoso del mundo, además rodeado de parques y bosques, y el de Marianské Lázne, conocido internacionalmente como Marienbad, próximo a la frontera alemana.
Más que de fama mundial, es mundialmente imitada la cerveza Plzen, buque insignia checo. Nadie discute que es la de mayor calidad a nivel universal: Pilsen Urquell o Gambrinus. En Ceské Budejovice se elabora Budwaiser. Casi lo mismo puede decirse del cristal de Bohemia, puntero ejemplo mundial de la artesanía del vidrio. El más prestigioso ejemplo de talladores de vidrio se localiza en Karlovy Vary.

Praga y otros centros de interés

Dominada desde el Hradcany por el variado conjunto de monumentos (palacios, museos, iglesias, residencias, etc.) que integran el llamado Castillo de Praga (Prazsky Hrad) y surcada por el río Moldava es una de las ciudades más bonitas y agradables de Europa. 500 torres, 18 puentes, calles retorcidas, monumentos de todas las épocas y una soberbia catedral (en el Castillo). Afortunadamente fue una de las pocas ciudades centroeuropeo-orientales que se libró de las destrucciones de la II Guerra Mundial.
En la orilla derecha del río se asienta la Ciudad Vieja (Staré Mesto), origen del núcleo urbano, al norte de la Ciudad Nueva (Nové Mesto), mientras que en la orilla izquierda se desarrolló el Barrio Nuevo (Malá Strana), aristocrático y barroco. La conocida como Torre de la Pólvora (Prasná Brána), abundante en estatuas del estilo gótico tardío, es el punto de acceso a la Ciudad Vieja. Ambas orillas del Moldava están unidas por el archifamoso Puente Carlos (Karluv Most), de 500m de longitud, adornado por 31 estatuas barrocas y con entrada / salida bajo vistosas torres. Es el lugar de paseo popular y de reunión y exhibición de artesanos, vendedores ambulantes, de músicos, de pintores, etc.
A lo largo del siglo XIV el rey Carlos IV creó la mas antigua Universidad centroeuropea con extraordinaria Aula Magna, la Catedral de San Vito, la basílica de San Jorge (románica pero con fachada barroca). Sobresaliendo en la Plaza de la Ciudad Vieja está la iglesia de Santa Maria de Tyn, ambas puros ejemplos del gótico. La Plaza (Starometské Námesti) sorprende por la extraordinaria belleza de sus edificios de múltiples colores y muy adornados. Era el mercado antiguo y hoy está ocupada por restaurantes, cervecerías y bares, con sus terrazas.
Pero el centro sentimental de la ciudad se sitúa en la Plaza del Ayuntamiento (Staromeské), en la Ciudad Vieja, en cuyo edificio municipal luce un complejo y muy bello reloj astronómico. No obstante, la movida y las actividades comerciales, culturales y sociales, y varios hoteles, se concentran actualmente en la plaza San Wenceslao (Vaclavská Namesti), presidida por el Museo Nacional, mientras que las tiendas de marca, las más excelentes cervecerías, las oficinas de servicios turísticos, etc. se disponen en la atrayente calle de Paris (Parizska Utice).
Posteriormente al rey Carlos se levantó el Belvedere y el palacio Schwarzenberg. El primero forma parte también del Castillo de Praga y es el más perfecto monumento renacentista de Centroeuropa. En el estilo barroco, y aquí el mejor centroeuropeo, sobresale la iglesia de San Nicolás, de altísima torre, con muros y arcos en mármol. Igualmente barrocos son varios palacios del Bº nuevo y el Klementinum, convento jesuítico, hoy Biblioteca Nacional.
A través de 30 km de bosques se llega al castillo de Karlstein, habitual excursión desde Praga.
En todo Chequia + de 1000 castillos. Famosos: Karlstein y el de Konopiste, también cercano a Praga.
La ciudad de Plenz merece una visita, aparte de por su cerveza, porque luce un casco histórico con + de 30 monumentos y una valiosa catedral gótica.
La máxima joya de la Edad Media era la Bohemia de Ceský Krumlov, Patrimonio de la Humanidad. Su castillo es sencillamente colosal.

Eslovaquia

Introducción

Es un pequeño país de 49.500 km2 que limita al Norte con Polonia, al Oeste con la República Checa y Austria, al Sur con Hungría y al Este con Ucrania. Hoy integrado en la Unión Europea, fue durante un tiempo junto con la República Checa parte integrante de Checoslovaquia, país de influencia soviética en el bloque de Europa del Este. Liberados de esta influencia en 1.989, se inició un proceso de segregación que dio como resultado la plena independencia de Eslovaquia en 1993, después de siglos de conflictos interestatales y fronteras variables. La incorporación a la Unión Europea ha supuesto el reconocimiento definitivo de la realidad nacional de Eslovaquia y tb inicio de una modernización que está logrando sacar al país de la grave crisis económica que sufrió tras la fuerte especialización en sectores industriales anticuados.
Capital: Bratislava, la más grande del país, a orillas del Danubio, cerca de las fronteras húngara y austriaca, lo que ofrece enormes posibilidades de Tº mediante rutas que enlazan Praga, Viena y Budapest. Nombre en honor a Bretislav, fundador eslavo del siglo V. En la actualidad, la población se aproxima al medio millón de habitantes. Otras ciudades importantes son: Kosice, Nitra, Trnava y Banska Bystrica.
El relieve del país es, en gran parte, montañoso, dominado por los Cárpatos que discurren a lo largo de la frontera con Polonia y que se formaron al mismo tiempo que los Alpes, es decir, con la orogenia terciaria. En esta cadena se pueden diferenciar los Montes Tatra al Norte con el Gerlachovsky Stít, el pico más alto del país (2.655 m) y los Montes Metálicos al Sur, con minerales como el hierro. Estos recursos jugaron un papel decisivo en el desarrollo de una gran industria siderúrgica. Las zonas de montaña están cubiertas por amplias masas boscosas que han sustentado tradicionalmente la industria maderera. Hacia la frontera con Hungría destaca la llanura del Danubio, con agricultura de cereales, patatas, remolacha azucarera y otros cultivos hortofrutícolas.
Además de la montaña de Krahule, cerca de la ciudad de Kremnica y punto de destino para un importante ecoturismo, destacan los Parques Nacionales de Los Tratas, Los Tratas bajos, Pieniny, el Paraíso Eslovaco (Slovensky Raj) y la Pequeña Fatra. En todos estos lugares es muy abudante el Tº de naturaleza, con abundantes alojamientos rurales, así como la práctica del rafting en los tramos más encajados de algunos ríos, el trekking, el termalismo en balnearios de aguas curativas (Bardejov y Sliac, entre otros), el cicloturismo y el esquí.

Recursos Culturales

Se concentran en Bratislava con los museos y centros culturales más importantes del país. El Danubio divide a la cuidad entre la parte nueva y la vieja, situándose el casco antiguo o Stare Mesto al Norte. El centro histórico de la ciudad es mayoritariamente barroco, con edificios que se construyeron entre los siglos XVII y XVIII. Es el caso del antiguo Ayuntamiento, el Palacio de Primateïs, o el de Grassalkovich, actualmente residencia presidencial. También hay construcciones de estilo neoclásico, como el Teatro Nacional. Del S.I el Castillo, originariamente creado como puesto fronterizo romano, que ahora es Mº de historia y del Tesoro. Subiendo la Torre de la Corona se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de los Cárpatos. También destaca la antigua muralla de origen medieval, el Palacio Primacial, la Universidad Komensky, la catedral gótica de San Martín (siglos XIV y XV) y las iglesias de Santa Isabel, más conocida como “Iglesia Azul”, por sus esmaltes, de la Trinidad o de los Capuchinos. Eslovaquia es mayoritariamente católico.
Entre las construcciones más modernas destaca el Puente Nuevo o Novy Most sobre el Danubio y la vanguardista sede de Radio Eslovaquia, que presenta una forma muy interesante de pirámide invertida. Fuera del centro histórico de la ciudad se encuentran amplias barriadas formadas bajo el régimen comunista después de 1.950, en las que se entremezclan los edificios uniformizados de viviendas con algunas industrias químicas, eléctricas, metalúrgicas, etd. Fuera de la ciudad, a unos 16 Km al Norte, se encuentra la aldea de Stupara, con un campamento romano en las cercanías como principal atractivo para el turismo.

Hungría

Introducción

País de Europa Centro-Oriental, integrante de la UE desde el 2004. Limita al sur con Servia y Croacia, al oeste con Eslovenia y Austria, al este con Rumania, al noreste con Ucrania y al norte con la República Eslovaca.
Capital: Budapest.
Clima netamente templado continental de fuertes oscilaciones térmicas, con inviernos crudos y veranos bastante calurosos con cierta frecuencia. Las lluvias más frecuentes se dan en mayo y junio y en octubre y noviembre.

Recursos Turísticos

Desde hace mucho tiempo Hungría ya era conocida por el especial atractivo de Budapest, por las variadas posibilidades que ofrecía el gran lago Balatón (“Mar de Hungría”, con sus playas) y por los numerosos balnearios en las faldas de las montañas. Las instalaciones termales de Budapest y de Debrecen ya eran meta turística en los primeros años del s. XX.
Recursos importantes: la caza y la contemplación del genuino paisaje húngaro, en especial el inmenso páramo del este del país, conocido como puszta y, la visita a las ciudades monumentales.
En resumen, los recursos naturales se centran en los grandes bosques (paisajes, excursionismo, caza), en el lago Balatón, en la llanura húngara y en los balnearios de aguas mineromedicinales.
Están protegidos en varios grandes Parques Nacionales y en numerosas Reservas protegidas. Destaca el Parque de Hortobágy, próximo a Debrecen.
Los balnearios son numerosísimos en el territorio magiar. Aparte de los de la capital, son muy frecuentados los de Debrecen y los de Balatonfured y de Héviz, junto al Balatón.

Budapest y Otras Ciudades Históricas

La capital de Hungría es uno de los más clásicos y tradicionales destinos turísticos. Para muchos es el París del Este.
En la Edad Media había dos núcleos totalmente independientes: en la margen derecha del Danubio (Duna, en húngaro), asentada sobre colinas, se instalaba Buda, residencia habitual de los monarcas y de las clases nobles y aristocráticas. En la margen opuesta, Pest era la sede de los mercaderes y, actualmente, de la administración. En el s. XIX ambos núcleos se fusionaron en un único ente municipal, conectados por ocho puentes, algunos tan famosos como el de las Cadenas, el de Elisabeth o el de la Libertad.
Budapest, es centro de la más original, genuina, dinámica, orgullosa y exótica civilización, la magiar, de remotos orígenes asiáticos.
Cuenta con dos Universidades, varios Teatros, varios Auditorios de conciertos, un completo Museo de Bellas Artes y un excepcional Museo Nacional, con obras de Goya, Velázquez, El Greco, Rafael, Tiziano o Tiépolo, entre otros grandes maestros.
  • En el área de Pest todo gira alrededor de la Plaza de la Libertad, más conocida como de los Héroes, con su monumento al Milenio. Otros monumentos son: el Palacio del Parlamento del s. XIX, neogótico, imitador en casi todos sus detalles del de Londres y, la grandiosa basílica de San Esteban.
  • En Pest se localizan los grandes hoteles, los bancos, los cines, las dependencias ministeriales, etc. Sus calles, muchas cerradas al tráfico rodado, acogen el comercio más selecto con sus boutiques, almacenes, restaurantes y cafés, representadas especialmente por la Utca (calle) Váci. Especial es la Plaza Vörosmarty, hervidero de artistas ocasionales y en la que el café Gerbeaud (desde 1858) es la más selecta y elegante muestra del Budapest tradicional, con una insuperable repostería.
También en Pest se emplaza el bellísimo edificio de la Ópera, el inmodificado Barrio Judío y la estación ferroviaria, en vidrio y hierro, obra del gabinete de Eiffel. Visita obligada por su estructura arquitectónica, su novecentista decoración y su gastronomía y ambiente, es la del antiguo restaurante New York, denominado durante el período comunista Hungarian, ya no operativo.
  • En el sector de Buda debe visitarse el Palacio Real, sede actual de interesantes Museos como la Galería Nacional, la iglesia de Matías o de la Coronación (s. XIII) y, en sus inmediaciones, el pastiche del Bastión de los Pescadores, destino obligado de todos los turistas. Es un cjto. artificial de torres y almenas, copiados de un cuento de hadas, ajeno a la cultura autóctona. Buda es la auténtica ciudad histórica y monumental, con sus calles y bellos edificios tradicionales, y la mejor atalaya para obtener una visión de la urbe y los puentes sobre el Danubio.
  • Entre Buda y Pest se emplaza la isla Margarita, en mitad del río, el mayor parque natural de recreo de la ciudad y sede de un balneario de aguas sulfurosas.
Budapest es famosa por sus balnearios desde hace, por lo menos, dos mil años. Abundan los hoteles e instalaciones de baños sobre manantiales de aguas mineromedicinales. En la parte de Buda nadie desconoce el hotel Gellért, con las piscinas balnearias de mayor enjundia y tradición.

Ciudades más Relevantes

  • Mohács, con catedral de fuertes reminiscencias históricas conectadas a los monarcas húngaros. Su exótico, original Carnaval es famoso en toda Europa.
  • Sopron, con la arquitectura popular mejor conservada de todo el país y su más bella ciudad. Edificios medievales, góticos, renacentistas, barrocos y neoclásicos y dos sinagogas.
  • Pécs, la capital en el sur de la Nación, antigua capital romana de Panonia y sede de la más antigua Universidad magiar (s. XIV). Largamente ocupada por el imperio otomano, conserva legados de esta civilización: mezquitas, hoy reconvertidas en iglesias, minaretes, baños turcos, etc. Su catedral está flanqueada por 4 grandes torres. El ambiente cultural está dominado por el eclecticismo.
  • Szentendre (San Andrés), en el codo (meandro) del Danubio y atrayente excursión desde Budapest, es la ciudad auténticamente turística por su paisaje urbano, por la constante presencia de artesanos y de artistas y por la afluencia de viajeros. 16 Museos. En la Plaza Mayor luce una cruz conmemorativa del s. XVIII.
  • Esztergom, antigua capital del país, con grandiosa Basílica del 1869, coronada por una cúpula de cien metros de altura. Ruinas del Palacio Real y de la Ciudadela.

Rumanía

Introducción

País de cultura latina y lengua romance, ribereño del Mar Negro con quien limita, así como con Moldavia, por el este, por el norte con Ucrania, por el oeste con Hungría y Serbia y por el sur con Bulgaria.
Capital: Bucarest.
Relieve muy accidentado: la cuenca (amesetada) central de Transilvania está enmarcada por las altas cordilleras de los Cárpatos Orientales, de los Alpes de Transilvania y cerrada, por el noroeste, por los montes Apuseni
Clima con caracteres continentales en el centro, muy acusados en el oeste. Estos son mitigados en el curso bajo del Danubio por la proximidad al mar, donde se transforman en un clima póntico (veranos de matices mediterráneos). Oscilaciones térmicas entre verano e invierno muy acusadas; precipitaciones, sobre todo en verano, en la mayor parte del país, como corresponde al clima continental. Tª invernales de -4º a -5º C y estivales de 20º a 22º.
Geográficamente es muy variado: carpático, danubiano y póntico (el Mar Negro era el Pontus Euxinus para los romanos). Así se explica la amplia gama de recursos naturales de interés turístico. Las altas montañas son favorables a los deportes de invierno, con sus 200 días de nieve al año, de media.

Regiones Turísticas

El turismo se inicia bien entrada la década de los 60 del pasado siglo, impulsado y planificado por el régimen comunista.
Las regiones turísticas son:
  • Los Cárpatos, son utilizados turísticamente tanto en verano (veraneo, balnearios), como en invierno (esquí y otros deportes). Centros más importantes: Brasov (tb. con turismo cultural), Predeal, Sinaia y Poiana (esquí). Sólo centros de veraneo y balnearios son Piatra Neamt y Cîmpulung, pintoresca ciudad medieval (s. XIV) y primitivo castro romano (s. I y II d.C.).
  • El Danubio. Elevado interés naturalístico de su delta, con fauna y vegetación genuinas. Un Parque Natural protege este espacio. Núcleo de interés: Tulcea
  • Litorales del Mar Negro. 246 Km. de hermosas playas de límpida arena y áreas lagunares. Clima póntico favorable sólo en verano: Tª media de 0º en enero y 22º en julio, siendo aquí raras las precipitaciones y asegurada la insolación. Es la única región volcada propiamente hacia el turismo, fruto de la planificación.
Los proyectos gubernamentales hicieron surgir de la nada centros playeros, capitaneados la preexistente gran ciudad de Constanta, como Eforie, Mamaia, Mangalia, Júpiter, Saturno, Venus, Neptuno, etc. con racionales infraestructuras hoteleras y de servicios.
Núcleos culturales. Numerosos y variados: ciudades romanas, en la Dacia en especial, ciudades medievales y núcleos más modernos. Por arte e historia destacan Bucarest (con monumentos arquitectónicos, jardines y parques), Timisoara, Brasov, Oradea y Constanta.
Especial mención a los Monasterios e Iglesias de la Bucovina, al norte de Moldavia, por ello su singular y exclusivo estilo artístico recibe el nombre de moldavo (s. XV y XVI). Fachadas exteriores totalmente cubiertas con frescos, con temas bíblicos, una auténtica Biblia ilustrada. Las iglesias más importantes son las de Humor, Arbore y Voronet y los monasterios de Moldovita y Sucevita.

Bulgaria

Introducción

País puramente eslavo, limítrofe de Rumanía por el norte, de Turquía y de Grecia por el sur, de Macedonia y de Serbia (Yugoslavia) por el oeste y del Mar Negro por el este.
Capital: Sofía.
Clima templado continental, inviernos largos y duros (hasta -25º C) y veranos siempre muy calurosos, a veces sofocantes (hasta 40º C), en los que hay precipitaciones en forma de intensos chaparrones. Únicamente en las orillas del M. Negro se suaviza el clima y hay clima póntico .En la alta montaña, cadena balcánica, el tipo de clima es alpino.

Recursos Turísticos

Como en toda Europa son múltiples. Destacan los de playa en el Mar Negro y los de veraneo residencial en la montaña y en balnearios. + de 500 centros termales en Bulgaria, sobre todo localizados en el Macizo de Ródope. Balnearios de renombre internacional como : Druzhba, en el litoral del Mar Negro y Sandaski en los montes de Ródope.
En las montañas deportes de invierno, senderismo… Tb. hay fuentes termales. El Ródope es una enorme reserva forestal además de área de veraneo muy concurrida.
El litoral del Mar Negro se alarga por 380 Km de playas y áreas acantiladas. En esta costa, al igual que ocurrió en Rumanía, se han creado nuevos núcleos turísticos. Destaca Varna, el más importante y después Burgas. Aunque esta actividad comenzó en Druzhba. Mejores playas son las de Albena y Arenas de Oro.
Recurso muy específico es la contemplación de la floración de las rosas en el Valle de las Rosas en los Balcanes centrales junto a Karlovo , Sopot y Kazanlak donde se cultivan extensiones de rosas (para perfumería) creando un paisaje único e insospechado.

Recursos Culturales

Sofía, capital del país, hunde sus orígenes en la noche de los tiempos, si bien hoy domina un cierto aire oriental, tras 500 años de ocupación otomana. De clima extremado, son las estaciones intermedias las más favorables para su visita, salvo que se quiera esquiar en el monte Vitosha a las puertas de la ciudad. El monumento más significativo es la catedral bizantina, moderna, de Alejandro Neuski, cubierta de frescos e iconos, en el interior. En su cripta se emplaza un museo de iconos, orfebrería, pintura, etc. Al pie del monte Vitosha , puede contemplarse la iglesia Boiana, Patrimonio de la Humanidad, con pinturas murales medievales.
Otros centros urbanos de interés son : Plovdiv, ciudad fundada por Filipo de Macedonia y luego romana (Trimontium), con herencias de las culturas tracias, romanas y eslavas. Su principal monumento, aparte de restos del circo, es el Teatro romano del siglo II d. C., totalmente operativo en verano con representaciones de obras clásicas. Tarnovo, Nesebar, Stara Zagora, Verliko-Tarnovo son también importantes ciudades de arte e historia.
Los monasterios por cualquier sitio y de todas las épocas. El más famoso y visitado es el de. Rila, con orígenes en el s. X, el mayor cenobio ortodoxo del Mundo, salvo el del monte Athos. Sus múltiples edificios y dependencias están atestados de frescos, murales, pintura y orfebrería.

Compartir