Oriente Próximo

Turquía

País situado en el Próximo Oriente (Asia) y con una pequeña parte (de la Tracia) en el oriente de Europa, en la cuenca oriental del Mediterráneo.
Capital: Ankara.
Limita por el noreste con Georgia y Armenia, por el este con Irán, por el sureste con Siria e Irak, por el sur con el mar Mediterráneo, por el norte con el Mar Negro y, por el oeste, con el Mar Egeo. La parte europea hace frontera con Bulgaria por el norte y con Grecia por el oeste.
Toda Turquía, salvo la parte europea, se instala sobre la península de Anatolia, o Asia Menor, atravesada por amplios cordales montañosos de plegamiento, extensas cuencas y fosas tectónicas y mesetas de zócalo fracturado. Es un país bisagra entre Asia y el ámbito mediterráneo y, geográficamente tiene elementos de los dos continentes.
Clima de variados tipos y matices:
  • Clima póntico, en las orillas del Mar Negro (Pontus Euxinus de los clásicos), híbrido entre mediterráneo y templado continental, mediterráneo en verano y frío y lluvioso en invierno.
  • Templado continental, en el interior de la península de Anatolia, inviernos largos y duros, con fuertes Tª bajo cero y veranos abrasadores, por lo que se aconseja la visita en primavera y otoño.
  • Continental de montaña, en las áreas montañosas.
  • Mediterráneo, en las costas occidentales (Mar Egeo) y meridionales y en la Turquía europea, las más utilizadas por el turismo internacional.
Es un país productor de tabaco de elevada calidad, así como de opio (cultivo controlado y protegido por el Estado) y con insuficientes infraestructuras en comunicaciones.

Recursos Turísticos

Desde el punto de vista de la Geografía y, más especialmente de la Historia y de la Civilización, es uno de los países más complejos, sugestivos y fascinantes del Mundo, con legado de las culturas mesopotámicas, egipcia, griega, romana, bizantina y otomana. De la actual cultura musulmana, yuxtapone formas de vida orientales y occidentales.
Su geografía y su historia le confieren una gama de recursos superior a la de muchos países mediterráneos.
Recursos naturales:
Las costas de clima mediterráneo disfrutan de temporadas turísticas de hasta 9 meses. En las montañas se practican deportes de invierno y actividades acuáticas en los lagos interiores.
Los recursos culturales, restos arqueológicos son importantísimos en Estambul y en un elevado nº de ciudades, sobre todo de las civilizaciones griega, romana y otomana, situadas en las zonas del Egeo, la mayoría bien conservadas.

Las Diferenciadas Áreas Turísticas

Se diferencian en función del tipo de recursos disponibles.
  • Turismo de playa. Más de 7.000 Km. de costa. Turismo interior y nacional en las costas septentrionales del Mar Negro y del Mar de Mármara. Turismo internacional en las costas del Mar Egeo, y sobre todo en las del Mar Mediterráneo.
  • Turismo de naturaleza, etnológico y cultural, en la Capadocia. Núcleos principales: Ankara, Uchisar, Konya, Kayseri (la Cesárea de Filipo) y Ürgüp. Sorprendentes son sus extraños paisajes, fantasmagóricos, de erosión en blandas tierras volcánicas, con montículos horadados para viviendas (casas-cueva), chimeneas de hadas y hasta auténticas ciudades excavadas en la roca. Pero quizá atraen más las iglesias subterráneas, con sus frescos, de los primeros tiempos cristianos, localizadas en el Valle de Göreme.
  • Turismo de nieve y, a la vez, de paisaje, por los magníficos panoramas que aquí ofrece la geografía, en las grandes cadenas montañosas: Montes del Ponto, Cadenas del Tauro.
  • Turismo cultural, el recurso más valioso y más demandado internacionalmente, en Estambul y en las ciudades herederas de la historia de la época clásica.

Estambul

Única ciudad del Mundo entre dos continentes. Ha tenido tres nombres: Constantinopla (herencia romano-cristiana), Bizancio (capital del imperio bizantino desde Justiniano, s. VI) y Estambul (otomanos).
  • Del período inicial romano quedan: el acueducto de Valente (s. IV) y las murallas de Teodosio II (s. V)
  • Del s. VI, bizantino, se conserva la gran Cisterna y la antigua basílica de Sta. Sofía, luego mezquita, y actualmente mezquita con su inmensa cúpula y recubrimientos de mosaico.
  • Del período otomano: mezquitas como La Azul (s. XVIII), la de Solimán, la más esplendida y hermosa (s. XVI), la de Benyasi, la de Bayaceto II (s. XVI) y la de Nurosmaniye. El Palacio de Topkapi, antigua residencia de los sultanes, es un cjto. de edificios, áreas residenciales y jardines donde está el Museo Arqueológico Nacional.
Turísticamente es esencial el Gran Bazar, abigarrado mercado cubierto, de enorme extensión; el Bazar de las Especias; la Torre de Gálata, levantada en el s. XIV por los genoveses, con una vista panorámica de la ciudad; el Barrio de Pera es el de los hoteles de lujo, entre ellos el mítico Pera Palace, destino tradicional de artistas, escritores, políticos, etc.
Numerosos Museos, el principal el Palacio de Topkapi, con las riquezas de los sultanes; el de Ankara, especializado en civilizaciones anatolias, con el fabuloso tesoro de Creso.

Ciudades Monumentales

  • Pérgamo, ciudad helenística, con el Templo de Trajano y el Teatro, de época romana, el grandioso Altar de Zeus, del s. II a.C. está expuesto en el Pergamon Museum de Berlín.
  • Éfeso, importante centro religioso y mercantil en la antigüedad, es una de las ciudades mejor conservadas. Del Templo de Artemisión, dedicado a Artemisa, una de las siete maravillas del mundo antiguo, sólo se conserva una columna. Sin embargo, se mantiene toda la fachada de la Biblioteca de Celso, el Teatro y las letrinas públicas, únicas en su género. La calle del mármol, de considerable longitud, está enlosada totalmente con este material. La calle de los Curetes, la más lujosa en su tiempo, permite contemplar bellos mosaicos, termas, fuentes (de Trajano), templos (de Adriano).
  • Hierápolis conserva el Teatro y las Termas romanas, muy concurridas en su tiempo. Actualmente el turismo se dirige a Pamukkale (“castillo de algodón”), fantasmagórico paisaje creado por aguas termales cargadas de carbonato cálcico que termina en cascadas.
  • Priene, ciudad griega del período helenístico, conserva el Teatro, el Templo de Atenea y muros y calles bien conservados.
  • Afrodisias destaca por sus ricos monumentos en mármol. Sobresale el Templo de Afrodita, las termas del Teatro, las mejor conservadas y más completas del mundo antiguo, el ágora, etc. Posee un completo museo.
  • Mileto, enorme ciudad que conoció su apogeo en el s. V a.C. Conserva el Templo de Apolo, las termas helenísticas y Teatro. Las puertas del ágora-mercado, un lujo arquitectónico, se encuentran en el Pergamon Museum de Berlín.
  • Troya, conserva poco de sus múltiples estratos de las diversas civilizaciones que pasaron por allí: murallas y cimientos de algunas casas. El riquísimo tesoro de Troya, expoliado por el ejército rojo en Berlín al final de la II GM y largo tiempo mantenido en secreto, se encuentra en el Museo Pushkin de Moscú.
  • Dídima era la genuina ciudad sagrada, con su Templo de Apolo y Artemisa y, sobre todo, con el mayor Oráculo de Asia Menor, casi tan importante como el de Delfos.

Líbano

País del Próximo Oriente.
Capital: Beirut
Limita al Oeste con el Mar Mediterráneo, al Sur con Israel y, al Este y Norte con Siria.
Clima: mediterráneo en el litoral mediterráneo, cálido y seco en verano y suave en invierno, que va modificándose hacia el Este por las áreas montañosas en otros, uno más continental, otro afectado por la altitud.

Recursos naturales

En las zonas montañosas se practica esquí en invierno y Tº residencial en verano. El más frecuentado centro de esquí se localiza en Bhamdonn. En la costa, con 200 km, hay muy idóneas playas. Por otro lado sorprende la gran variedad de paisajes en un país tan pequeño. Desgraciadamente quedan ya muy pocos individuos de los famosos cedros del Líbano, celosamente protegidos actualmente.
La situación bélica casi permanente, a lo menos latente, ha yugulado la afluencia turística. Líbano, especialmente Beirut, era conocido como la Suiza de la región, con sus grandes hoteles, bancos, casinos, diversiones, etc. Hoy, ese ambiente, esa imagen, es sólo un recuerdo. En Beirut tienen interés la Roca de las Palomas, el Museo Nacional y el Paseo Marítimo.
Culturalmente ofrece arqueología prehistórica y los bíblicos lugares de Tiro (hoy Soür), Sidón (Saïda, actualmente); Biblos y Trípoli. Baalbek es una antigua ciudad romana, que conserva templos y el teatro.

Siria

Capital: Damasco.
Estado del Próximo Oriente que limita al Oeste con el Mar Mediterráneo, al Suroeste con Israel y Líbano, al Sur con Jordania, al Este y Sureste con Iraq, y, al Norte, con Turquía.
Siria es una de las grandes cunas de la civilización.
Clima: en las costas mediterráneo, que va continentalizándose gradualemente hacia el interior, de inviernos ya fríos, hasta dar paso, al Este al desierto, de veranos fuertes.
Entre sus recursos turísticos naturales destacan las playas mediterráneas, de escasa utilización por el Tº internacional. La mejor es la de Latakia (la Laodicea clásica).
Mayor relieve, y visitas, alcanzan los recursos arqueológicos y culturales, centrados en nombres tan míticos como Palmira, Dura Europos, Alepo y la propia capital Damasco. Las civilizaciones mesopotámicas y la romana proporcionan los mayores yacimientos. Por ejemplo: Apamea, del s.III, con un soberbio museo de mosaicos y 2 km. de columnas. Importantes son también los legados islámicos, de distintas épocas.
  • En Damasco son de obligada visita la Gran Mezquita de los Omeyas, el Mausoleo de Saladino y los zocos.
  • En Palmira, auténtica capital del desierto, están bien conservadas ruinas con un estilo arquitectónico que sirvió de base, y dio soluciones constructivas, a gran número de obras romanas. Destacan sus templos, teatros, tumbas y una monumental avenida.
  • En Alepo, su ciudadela es un inigualable ejemplo de arquitectura militar árabe, al lado de su multicolor zoco y de su carabansarai.
  • Cerca de Alepo, al norte, se yergue el Qala’at Sam’an (San Simeón), basílica bizantina, precursora en varios siglos de todas las demás.
  • A destacar por el territorio son los castillos de los Cruzados como, por ejemplo, el Crac de los Caballeros, o el castillo de Saladino.

Israel

Introducción

Estado del Próximo Oriente.
Capital: Jerusalén.
Limita al Sur con el golfo de Aqaba, al Oeste con el Mar Mediterráneo, al Suroeste con Egipto, al Este con Jordania y con Siria, y al Norte con el Líbano.
Clima: mediterráneo, con Tª suaves en invierno, estación de las lluvias, que no excluyen fríos esporádicos y algunas nevadas. El verano es bastante caluroso y seco. Este clima va convirtiéndose hacia el Sur en cada vez más seco, hasta dar paso al desértico. En Tel Aviv (antigua capital) la Tª media de julio es de 26º-27º C y de 12º-13º C la de enero.
Tradicionalmente era un muy importante destino turístico internacional, pero la constante situación de guerra latente con los países vecinos y la permanente con el pueblo palestino del interior ha frenado perceptiblemente esta actividad.

Recursos Turísticos

Manifiesta atracción ejercen los móviles religiosos, la visita a los distintos lugares sagrados, pues no puede olvidarse que Israel es la cuna de las dos grandes religiones monoteístas del Mundo: judía y cristiana, y lugar santo para la tercera monoteísta: la musulmana.
Incluso la propia estructuración socioeconómica del Estado, en especial las organizaciones agrarias (Kibbutz y Moshav) son reclamo para muchos curiosos y estudiosos.
Entre los recursos naturales han de incluirse los 200 km de costa en el Mediterráneo, con buenas playas. Se ha creado de la nada, tras cuidada planificación, el centro playero de Elat (golfo de Aqaba, en el Mar Rojo) que compite con el vecino complejo de Aqaba (Jordania).
La excursión más programada y frecuentada es la del Mar Muerto (compartido con Jordania). Sus aguas son tan salobres que permiten flotar sin realizar el menor esfuerzo. Se sitúa a casi 400 m por debajo del nivel del Mediterráneo. Se utiliza también con propiedades curativas para la piel y para los huesos.
  • Jericó: ciudad bíblica rodeada de naranjas y palmerales, en cuya proximidad se emplazan las ruinas de Al Sultán (ciudad del 8º milenio a.C.) y otras excavaciones.
  • Qumran: en las orillas del Mar Muerto, en cuyas cuevas en 1947, se descubrieron los importantes “manuscritos del Mar Muerto”. Cerca se sitúan también algunos kibbutzim, preparados especialmente para la visita turística, así como gran número de restos de fuertes, palacios, mezquitas, monasterios, sinagogas, etc.
  • Meseta de Masada: magnífica atalaya sobre el desierto de Judá, el oasis de Ein Guedi y el Mar Muerto. En ella destaca el Castillo de Herodes, reconstruido recientemente (destruido por los romanos en el año 73 por ser refugio de los rebeldes zelotes).
  • En Haifa y Acre, en la costa norte, destacan los castillos y fortalezas medievales de los Cruzados. En Haifa también son famosos el templo de Bahai y los jardines persas.

Jerusalén

Ciudad santa para las tres grandes religiones monoteístas, es una amalgama variopinta de lenguas, credos, etnias y que rezuma historia por todos sus poros. Fue fundada por el rey David hace ya + 3000 años.
Turísticamente destaca, en especial, el Barrio antiguo, con los barrios judío (Muro de las Lamentaciones, en el límite meridional del barrio judío, que es el resto del templo destruido por los romanos en el año 70), armenio, musulmán (Mezquita de la Roca, o de Omar, sobre el lugar en que Mahoma sitúa el inconsumado sacrificio de Isaac) y cristiano (Vía Dolorosa, Cenáculo, Monte Sión, iglesia del Sto. Sepulcro), con sus ambientes religiosos, sus bazares llenos de colorido, sus mercados. La puerta de entrada se sitúa en el Pórtico de Jaffa, atractivo torreón. La calle más pintoresca y turística es de la de David, con tiendas de anticuarios, de objetos religiosos, de alfombras, de orfebrería, etc. Entre los mercados y mercadillos tiene singular atractivo el de las especias y dulces árabes.
Fuera de las murallas de la ciudad vieja aparece Jerusalén como una urbe cosmopolita y relativamente moderna. Abundan las tiendas de todos los tipos y los cafés con sus terrazas. Especial interés aquí tiene la iglesia rusa de la Sta. Trinidad y la calle Serguei. Sin embargo, la mayor actividad se localiza en la calle peatonal Ben Yehuda, comercial, pintoresca y abundante en músicos espontáneos.
Puede visitarse igualmente el Santuario del Libro, en el Museo de Israel, y el Memorial del Holocausto. También pueden ser de interés tanto el Parlamento, como la Universidad Hebrea.

Jordania

Introducción

País del Próximo Oriente.
Capital: Amán.
Limita al Oeste con Israel, al Suroeste con el Mar Rojo, al Este y Sur con Arabia Saudí, al Noreste con Iraq y al Norte con Siria.
Clima: continental mediterráneo, de veranos muy fuertes y secos e inviernos moderados y poco lluviosos; disminución de lluvias hacia el Este y el Sur dando lugar al desierto con fuertes amplitudes térmicas diarias y anuales y días abrasadores. La mejor época para recorrer el país son las de las estaciones intermedias.
Recursos Naturales: paisajes desérticos.

Ruta Turística

Los recursos culturales e históricos se integran en un circuito, organizado de tal manera que permite recorrer todo el país: Amán
  • Amán es tanto una ciudad romana (teatros, foros, templos y avenidas), como musulmana (mezquitas, Alcázar) y cristiana (iglesias bizantinas).
  • Jerassa, al Norte, es una ciudad greco-romana pura, con sus monumentos y ambientes magníficamente conservados.
  • La Ruta de los Castillos y de los caravasares permite contemplar un desierto lleno de castillos, tanto musulmanes (Omeyas), como bizantinos, como de los Cruzados. Omeya es el de Qasr Amra (con pinturas omeyas del s. VIII); de los Cruzados es el de Kerak y musulmán el de Qasr Haranech; romano es el de Ashra’h.
  • La ruta prosigue por el Mar Muerto (de aguas tan saladas que permiten flotar sin esfuerzo ni movimiento alguno. Tiene propiedades balneoterápicas).
  • Petra es, sin duda, el recurso cultural más sobresaliente y más conocido. Luce las tumbas de los Nabateos (totalmente talladas directamente en la roca, sin ningún tipo de construcción). Ciudad multicolor y auténticamente fascinante. Conserva también un teatro romano.
  • Tras atravesar el desierto puro de Wadi Rum, el itinerario concluye en Aqaba, en el golfo de este mismo nombre, en el Mar Rojo. Es un realmente extraordinario lugar de playa, cuidadosamente planificado y equipado. Es también importante centro para la práctica del submarinismo.

Compartir