La política económica

El Funcionamiento de la Economía y los Problemas Económicos

La política económica es el conjunto de medidas que toma el sector público para lograr unos objetivos. El fin es alcanzar el máximo bienestar para la sociedad y el crecimiento sostenible. El sector público lo puede hacer directamente regulando, con medidas discrecionales, o fomentando el papel del sector privado.
Instrumentos del sector público para alcanzar este fin:
  • Políticas instrumentales; son herramientas para afectar a los diferentes agregados macroeconómicos y a los diferentes sectores económicos. Según el instrumento que se utilice, las políticas pueden ser: fiscales, monetarias, de rentas o de empleo
  • Políticas concretas; conseguir los objetivos de cada sector: agrícola, industrial, educación...

Los Objetivos de la Política Económica

La política económica incluye todas las medidas disponibles para que el sector público pueda actuar sobre la economía y conseguir unos objetivos:
  • Controlar la inflación. INFLACIÓN: aumento continuo y generalizado del nivel de los precios de una economía. El sector público tendrá que intentar mantener ese nivel lo más estable posible para eliminar las incertidumbres derivadas de la inflación, ya que una economía con el nivel de precios estable permite un mejor cálculo económico a los agentes a la hora de tomar decisiones.
  • Reducir el desempleo. Es uno de los objetivos más importantes actualmente, muchos países presentan tasas de paro elevadas. El nivel alto de desempleo provoca grandes costes sociales y personales en una economía.
  • Crecimiento. Que el PIB crezca a una tasa anual que permita mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía, generar el empleo que requiere la población activa del país y aumentar el bienestar económico general.
  • Control del déficit público. Para controlar los presupuestos se debe moderar los gastos para que no superen a los ingresos disponibles.
  • Estabilidad exterior. Conseguir que las relaciones económicas entre los países sean lo más estable.
Para controlar los grandes agregados económicos los gobiernos cuentan con una serie de instrumentos.

Política fiscal

Los instrumentos de la política fiscal son:

Gasto Público

Está formado por:
  • Programas del gobierno de obras públicas (carreteras, hospitales...)
  • Programas de compras de bienes y servicios (para ofrecer bienes y servicios públicos)
  • El gasto de transferencias (pensiones, subsidio de desempleo...)
Cualquiera de estas medidas influye directamente en la actividad económica y afectará a los agregados económicos.

Ingresos

Son los ingresos públicos por ley y obligatorios para los sujetos contemplados en la misma. El gobierno puede alterar los impuestos parar actuar sobre el consumo o la inversión, y éstas afectan a los agregados económicos.
Se puede dar que haya incompatibilidad entre los objetivos, es decir, que utilizar un instrumento para controlar una variable afecte negativamente a otra. Por eso se utiliza la política fiscal acompañada de otras.

Según el objetivo se puede realizar:
  • Una política fiscal de expansión. El propósito es aumentar el nivel de producción y de empleo. Para conseguirlo se actuará sobre el gasto público y/o los impuestos:
    • Disminuir impuestos. Supone que los individuos dispondrán de más renta para poder consumir y para las empresas suponen costes menores, lo que aumentarán su producción y el empleo.
    • Aumentando el gasto público. Un mayor gasto público supone aumentar la demanda a las empresas para poder llevar a cabo los programas del sector público. Las empresas aumentarán la producción y contratarán más empleados.
  • Una política contractiva o restrictiva. El propósito es disminuir la producción y el empleo. Se actuará:
    • Aumentando los impuestos
    • Disminuyendo el gasto público.
Estas actuaciones que realiza el Gobierno sobre el gasto público y los impuestos están recogidas en los presupuestos:
  • Ingresos superan los gastos superávit presupuestario
  • Gastos superan los ingresos déficit presupuestario. La existencia de déficit es mala por problema que se deriva de la financiación. Para satisfacer las necesidades de financiación, los gobiernos:
    • Incrementarán los impuestos. Aumenta los ingresos públicos y se reduce el déficit. Este procedimiento cuenta con limitación, porque si el aumento es indiscriminado los individuos pueden sentir una disminución en su capacidad de gasto. También es una medida que tiene costes políticos.
    • Emisión de deuda pública. El Estado emite títulos de renta fija (bonos, obligaciones y Letras del Tesoro). El financiar sus gastos así el Gobierno, puede presentar el problema de que los fondos financieros son limitados y la emisión de la deuda pública puede reducir las posibilidades de financiación de empresas privadas.
Política fiscal discrecional. Cuando se hace de forma activa y se toman medidas explícitas para conseguir los objetivos fijados.
Instrumentos:
  • Programas de obras públicas. Inversiones en infraestructuras y obras públicas para luchar contra depresiones económicas o la escasa actividad del sector privado.
  • Proyectos públicos de empleo. Programas desarrollados por el sector público para mejorar el nivel de empleo de forma transitoria.
  • Programas de transferencias. Son de carácter anticíclico. (ayudas sociales, prestaciones por desempleo, programas de jubilación anticipada...)
  • Alteraciones de los tipos impositivos.
Una limitación de esta política, es el periodo de tiempo que puede transcurrir hasta que se pone en marcha y comienza a tener efectos, las circunstancias económicas que determinaron dicha política pueden haber alterado.

Política fiscal automática. No necesariamente tiene que intervenir el Gobierno, y lo hacen unos elementos, llamados estabilizadores automáticos (instrumentos que influyen en la actividad económica sin actuar explícitamente el sector público), tales como, los impuestos, subsidios de desempleo, pensiones de jubilación...Pero por sí solos no son capaces de estabilizar la actividad económica.

Política monetaria

Utilizando instrumentos monetarios intenta alcanzar los objetivos de estabilidad de precios, del tipo de cambio, del pleno empleo, del crecimiento...
El SEBC (Sistema Europeo de Banco Centrales) y el BCE (Banco Central Europeo), diseñan la política monetaria, y los bancos centrales nacionales (Banco de España, aquí) de los países de la zona euro la ejecutan, participando en dicho diseño.
Las autoridades monetarias se fijan en una serie de variables, para observar la evolución monetaria. (oferta monetaria, se fijan unos objetivos de crecimiento de la M3 (efectivo + depósitos) los precios, riesgos, salarios, tipos de interés y de cambio)
La política monetaria actúa en los mercados financieros con las variaciones de los tipos de interés que afectan al gasto de los agentes económicos. El gasto total, está relacionado con la capacidad de los agentes económicos para obtener préstamos y la cantidad de dinero existente. Por eso los elementos que afectan directamente a la política monetaria son, control de la oferta monetaria y el precio del dinero (tipo de interés)
La política monetaria, también, puede ser:
  • Expansiva, objetivo es elevar la cantidad de dinero o reducir el tipo de interés
  • Restrictiva, objetivo es reducir la capacidad de gasto de los agentes económicos reduciendo la cantidad de dinero o elevando los tipos de interés.

Instrumentos de la política monetaria

  • Operaciones de mercado abierto. Operaciones de títulos públicos realizadas por la autoridad monetaria para obtener la liquidez necesaria del sistema y mantener los tipos de interés acordados con el objetivo fijado de inflación. Para aumentar la liquidez del sistema, el Banco de España, compra títulos, si se quiere reducirla, venderá.
  • Facilidades permanentes. Proporcionar y absorber liquidez a un día y a un determinado tipo de interés. Hay dos tipos de facilidades:
    • Facilidad de crédito
    • Facilidad de depósito
    Los créditos que reciben los bancos del Banco Central, se hacen mediante tres mecanismos (en España):
    • Préstamos de regulación monetaria
    • Certificados del Banco de España (CEBES)
    • Operaciones de redescuento
  • Reservas mínimas. Establecidas por el coeficiente legal de caja. (fracción de depósitos que los bancos tienen que mantener en forma de reservas) El coeficiente está fijado por la autoridad monetaria y el sistema bancario está obligado a respetarlo.
Si la autoridad monetaria quiere disminuir la cantidad de dinero de la economía, tiene que elevar el coeficiente legal de caja (los bancos tendrán menos dinero para conceder préstamos, disminuyendo, así, la posibilidad de crear dinero bancario, con lo que la liquidez del sistema en menor. Si lo que desea es elevar la oferta monetaria, disminuirá el coeficiente legal de caja. El nivel del coeficiente situado en torno al 2%.

¿Política monetaria o política fiscal?

Argumentos a favor de la política fiscal

Es defendida por los fiscalistas o neokeynesianos. Desconfían de la estabilidad del sector privado y del funcionamiento automático de los mercados para asegurar el pleno empleo y la estabilidad de los precios, porque el funcionamiento del mercado produce fallos para asignar los recursos.

Argumentos a favor de la política monetaria

Defendidos por los monetaristas. Confían más en el sector privado evitando el protagonismo del público. Para ellos, la política monetaria actúa con incentivos al gasto del sector privado y la fiscal influye sobre el componente del sector público, directamente, e indirectamente, con los impuestos, sobre el consumo o la inversión privados.

La Política Turística

El turismo contribuye al crecimiento económico (el aumento del turismo incide en el incremento de la producción nacional), incide también, en otras áreas (las comunicaciones y los pagos internacionales).
Hay un interés en cuidarlo y promoverlo porque tiene capacidad para promover un desarrollo sostenible, con un gran efecto de arrastre sobre otras actividades productivas.
La verdadera impulsora del turismo ha sido desde el principio la iniciativa privada, pero la participación del sector público es decisiva en cuanto a la ordenación, planificación, promoción y financiación del turismo.
Para diseñar una política económica, lo primero que hay que hacer un análisis de la situación, en el caso de una política turística, se necesitan datos para conocer con detalle el sector en cuestión:
  • Las CST (las Cuentas Satélite del Turismo), que demuestran interés por conocer los datos económicos del sector.
  • Tener definidos los objetivos a alcanzar para diseñar la política adecuada y utilizar los instrumentos necesarios.
Junto la política nacional, la desarrollada por las CCAA (Comunidades Autónomas), con competencia en este sector, y la de las entes locales, es determinante para la promoción del turismo.

Requisitos del sector turístico

  • Factores económicos.
  • Estabilidad social y política (proporcionan seguridad a los visitantes).
  • Estabilidad de precios (asegura el poder adquisitivo de los turistas).
  • Tipos de cambio favorables (permiten obtener divisas a precios razonables en el turismo extranjero).
  • Recursos naturales.
  • Patrimonio artístico y cultural.
  • Infraestructura (alojamiento, transporte…).
  • Medios humanos.
La existencia en sí misma de los recursos naturales no es suficiente, es necesario que existan infraestructuras adecuadas y medios humanos que permitan el establecimiento y fomento de la actividad turística.

Las variables que afectan al turismo lo hacen:
  • Desde la oferta: acciones que inciden en los aspectos relacionados con la oferta (infraestructuras, tanto de transportes, como de alojamiento, o de suministros, como el agua)
  • Desde la demanda: afectan a los turistas tratando de adaptar sus gustos, posibilidades, a la oferta existente. (podemos incluir la desestacionalización y apoyo a grupos de población, como tercera edad o juventud)
Objetivos de la política turística:
  • Generales (de bienestar y crecimiento sostenible)
  • Sociales (apoyo a grupos de la población, como jubilados o jóvenes, ofreciendo ocio y educación)
  • Medioambientales (reconocimiento y protección del medio ambiente, con programas de protección a espacios naturales, entre otros)
  • Culturales (reconocimiento y rehabilitación del patrimonio histórico-artístico, creación de lazos entre población residente y turista)
  • Económicos (objetivos concretos como obtención de divisas o creación de empleo, entre otros)
  • Políticos
Intervención del sector público.
Depende de distintas variables. Lo hace de distintas formas:
  • Ordenando el mercado para el desarrollo de la actividad turística. La ordenación se hace desde el lado de la oferta y de la demanda.
  • Planificando la actividad en el mercado de la política económica. Regulando las empresas turísticas (permiso de actividades económicas, de casas rurales...), los alojamientos (categorías...), las del transporte, los controles de viajeros en aduana (controles sanitarios, controles de moneda extranjera que pueden traer...).
  • Facilitando o estimulando su desarrollo, o financiándola. Utilizando instrumentos fiscales, como impuestos, gasto público, transferencias a los demandantes o subvenciones a empresas, que tienen una gran influencia en el sector y contribuyen a estimularlo con la financiación pública o el apoyo a la inversión privada.
El sector público dispone de otros medios, como el empleo, que le permiten incidir en el sector. También los instrumentos monetarios, como el tipo de cambio, tiene influencia significativa, pero no se suelen usa como instrumento de actuación en este sector.

Efectos del turismo sobre la economía

Directos:
  • Relacionados con el aumento de la producción, mediante todos los componentes del PIB (consumo, inversión, gasto público y exportaciones e importaciones)
  • Sobre la renta, permitiendo redistribuirla, tanto entre los agentes de los destinos turísticos como entre diferentes comunidades. Estos efectos se pueden generar, por el mayor empleo que permite obtener salarios a los trabajadores.
  • Sobre la balanza de pagos, documento que registra las relaciones económicas entre un país y el resto del mundo.
Indirectos:
  • Sobre otros sectores, industria, construcción, agricultura...
  • Sobre los precios
Aunque las CCAA tienen competencias en este sector, el Estado, desde la Secretaría General de Turismo, dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda, diseña estrategias y planes para fomentar la actividad y coordinación con las políticas autonómicas. Cuyos objetivos son:
  • Consolidar el liderazgo español mediante la calidad
  • Diversificar la oferta y la demanda, temporal y geográficamente
  • Buscar el desarrollo sostenible del turismo

Compartir